El contacto de la humanidad con el mundo espiritual (II)

¿Cuándo comienza la relación de la humanidad con el más allá?¿Es algo reciente?¿Existen testimonios de contacto con el mundo espiritual en la Antigüedad?

En la clase de la semana pasada hablamos de personas que eran visitadas por seres queridos que habían fallecido. Estos contactos ocurren a personas de todos los orígenes, en todo el mundo, con independencia de su religión, cultura, formación o condición socioeconómica.

Esta semana queremos reflexionar en que estos contactos han estado presentes y han ocurrido a lo largo de toda la historia de la humanidad, y existen testimonios escritos que recogen este tipo de experiencias.

En Saludos desde el cielo, Bill y Judy Guggenheim citan el ensayo Sobre la adivinación del escritor romano Marco Tulio Cicerón, que vivió entre el año 106 y 43 antes de Cristo:

Dos camaradas de Arcadia estaban viajando juntos, y cuando llegaron a Megara uno de ellos fue a la posada y el otro se alojó en casa de un amigo.
Cenaron juntos y se retiraron a descansar. En el entresueño, el huésped que se había quedado en casa de su amigo soñó que su compañero se le aparecía y le decía: “El posadero me ha asesinado, ha arrojado mi cuerpo en una carreta y lo ha cubierto con excrementos. Te lo ruego, ve mañana temprano a la puerta antes de que saque la carreta de la ciudad”.
El sueño estremeció lo más profundo de su ser. Y al día siguiente, al amanecer, encaró a un aldeano que conducía la carreta rumbo al campo. El miserable se dio a la fuga, aterrado y temeroso. Nuestro amigo rescató el cadáver e informó del asesinato a las autoridades. El posadero recibió su merecido castigo.

La relación con el más allá es tan antigua como el mismo ser humano. Los Neandertales ya enterraban a sus muertos de forma ritual en el Paleolítico. Se puede considerar que estos enterramientos son la primera expresión de un pensamiento religioso o mitológico y que ya los neandertales tenían la idea del más allá.

Las primeras creencias religiosas de la humanidad son de tipo animista y chamanista. Las creencias animistas creen en la existencia de espíritus que viven en la naturaleza (árboles, ríos…) y también que existe un alma que sobrevive al cuerpo, así que la vida de los ancestros continúa después de la muerte. Estos espíritus pueden ayudar o pueden hacer daño. Se puede interactuar directamente con los espíritus y para relacionarse con ellos pueden mediar personas como chamanes o brujos, que ofrecen ofrendas o sacrificios a los espíritus de la naturaleza y a los antepasados para que ayuden a los vivos en su vida: con sus cosechas, su descendencia y sus otras preocupaciones.

La religión del Antiguo Egipto está basada en este tipo de creencias de bases animistas. En todos los pueblos de la antigüedad se recogen testimonios de que mantenían relación con los habitantes del más allá. Entre los babilonios, asirios y cananeos era común la comunicación con los antepasados fallecidos y sobre estas creencias evolucionó el judaísmo. En el caso del mundo hebreo se realiza una evolución y los hechiceros que se comunicaban con los antepasados fallecidos son sustituidos por los profetas.

La comunicación con el mundo espiritual en la Biblia

Vamos a analizar dos pasajes bíblicos para ver la presencia del contacto espiritual y analizar esta evolución de los hechiceros a los profetas. Se trata de dos pasajes del Libro 1 del profeta Samuel.

El primer pasaje es del capítulo 3. Samuel es un niño que sirve en el Templo de Jerusalén, bajo los cuidados de Elí, y va a escuchar una voz que le llama por su nombre. Es la primera vez y Samuel se convertirá en profeta. Vemos en este pasaje que se dice además que en esos momentos había pocas visiones y pocas profecías.

Servía el niño Samuel a Yahvé a las órdenes de Elí; en aquel tiempo era rara la palabra de Yahvé, y no eran corrientes las visiones. Cierto día, estaba Elí acostado en su habitación. Sus ojos iban debilitándose y ya no podía ver. No estaba aún apagada la lámpara de Dios; Samuel estaba acostado en el santuario de Yahvé, donde se encontraba el arca de Dios. Llamó Yahvé a Samuel. Él respondió: “¡Aquí estoy!”, y corrió donde Elí diciendo: “Aquí estoy, porque me has llamado.” Pero Elí le contestó: “Yo no te he llamado. Vuelve a acostarte.” Él se fue y se acostó. Volvió a llamar Yahvé a Samuel. Se levantó Samuel y se fue donde Elí diciendo: “Aquí estoy, porque me has llamado.” Elí le respondió: “Yo no te he llamado, hijo mío; vuelve a acostarte.” Aún no conocía Samuel a Yahvé, pues no le había sido revelada la palabra de Yahvé. Por tercera vez llamó Yahvé a Samuel y él se levantó y se fue donde Elí diciendo: “Aquí estoy, porque me has llamado.” Comprendió entonces Elí que era Yahvé quien llamaba al niño, y dijo a Samuel: “Vete y acuéstate, y si te llaman, dirás: Habla, Yahvé, que tu siervo escucha.” Samuel se fue y se acostó en su sitio. Vino Yavhé, se paró y llamó como las veces anteriores: “¡Samuel, Samuel!” Respondió Samuel: “Habla, que tu siervo escucha!”

Como vemos, este pasaje es muy parecido al de muchas personas que tienen la experiencia de oír voces del plano espiritual.

El segundo pasaje es del capítulo 28. Samuel ya ha muerto, y el rey Saúl ha prohibido las prácticas anteriores de comunicación con el otro lado, sobre todo la práctica habitual de evocar a los muertos para adivinar el futuro, los nigromantes, ya solo se permiten los profetas, la interpretación de sueños y los urim (única forma de adivinación permitida con piedras que utilizaba el sumo sacerdote) pero se va a saltar su propia prohibición porque quiere hablar con Samuel porque están en guerra con los filisteos y teme por su vida.

Samuel había muerto, todo Israel le había llorado y fue sepultado en Ramá, su ciudad. Saúl había echado del país a los nigromantes y adivinos.
(…) Vio Saúl el campamento de los filisteos y tuvo miedo, temblando sobremanera su corazón. Consultó Saúl a Yahvé, pero Yahvé no le respondió ni por sueños ni por los urim ni por los profetas. Dijo Saúl a sus servidores: “Buscadme una nigromante para que vaya a consultarla.” Dijéronle sus servidores: “Aquí mismo, en Endor, hay una nigromante.”
Se disfrazó Saúl poniéndose otras ropas y fue con dos de sus hombres, llegó donde la mujer de noche y dijo: “Adivíname por un muerto y evócame al que yo te diga.” la mujer le respondió: “Bien sabes lo que hizo Saúl que suprimió de esta tierra a los nigromantes y adivinos. ¿Por qué tiendes un lazo a mi vida para hacerme morir?” Saúl juró por Yahvé diciendo: “¡Vive Yahvé! Ningún castigo te vendrá por este hecho.” La mujer dijo: “A quién debo invocar para ti?” Respondió: “Evócame a Samuel”.
Vio entonces la mujer a Samuel y lanzó un gran grito. Dijo la mujer a Saúl: ¿Por qué me has engañado? ¡Tú eres Saúl!” El rey le dijo: “No temas, pero ¿qué has visto?” La mujer respondió a Saúl: “Veo un espectro que sube de la tierra.” Saúl le preguntó: “¿Qué aspecto tiene?” Ella respondió: “Es un hombre anciano que sube envuelto en su manto.” Comprendió Saúl que era Samuel y cayendo rostro en tierra se postró.
Samuel dijo a Saúl: “¿Por qué me perturbas evocándome?” Respondió Saúl: “Estoy en grande angustia; los filisteos mueven guerra contra mí, Dios se ha apartado de mí y ya no me responde ni por los profetas ni en sueños. Te he llamado para que me indiques lo que debo hacer.” Dijo Samuel: “¿Para qué me consultas si Yahvé se ha separado de ti ?(…) Mañana tú y tus hijos estaréis conmigo. (…)” (1 Samuel 28 3-19)

En estos dos pasajes se puede comparar muy bien como tanto el profetismo como los sistemas que utilizaban los otros pueblos se basan en la misma capacidad humana para la comunicación entre los dos planos. Es la misma facultad pero usada de dos modos diferentes.

En el Deuteronomio 18.9 encontramos las leyes que Moisés dejó a su pueblo antes de entrar en la tierra prometida tras salir de Egipto. Se recoge cómo Moisés les pide a su pueblo que dejen las prácticas de comunicación con el mundo espiritual que realizaban influidos por los pueblos que vivían en la región,  para que a partir de ahora solo se comuniquen con Yavhé a través de los profetas.

“Cuando hayas entrado en la tierra que Yahvé tu dios te da, no aprenderás a cometer abominaciones como las de esas naciones. No ha de haber dentro de ti nadie que haga pasar a su hijo o a su hija por el fuego, que practique la adivinación, la astrología, la hechicería o la magia, ningún encantador, ni quien consulte espectros o adivinos, ni evocador de muertos. (…)

Serás íntegro con Yavhé tu Dios. Porque esas naciones que vas a desalojar escuchan a astrólogos y adivinos, pero a ti Yahvé tu Dios no te permite semejante cosa. Yahvé tu Dios te suscitará, de en medio de ti, de entre tus hermanos, un profeta como yo: a él escucharéis.” (Deuteronomio 18 9-15)

La finalidad del contacto con el mundo espiritual

Tanto en el caso de los profetas como de los hechiceros de los pueblos anteriores se trata de la misma capacidad de comunicarse y relacionarse con el mundo espiritual, es el mismo fenómeno pero con distintos usos y fines. Los profetas ponen su capacidad de ver, oír o tener visiones en sueños al servicio de Dios. Eso es lo que Moisés pide a su pueblo, que dejen las consultas particulares y el contacto con el otro lado por las dudas personales tal como hizo el rey Saúl, y que solo escuchen a los profetas, que solo hablan en nombre de Dios.

Todos estos textos nos llevan a la siguiente reflexión: La facultad de comunicarse con el más allá es una capacidad inherente al ser humano y, por tanto, siempre ha existido la comunicación con el plano espiritual. Una cosa es la existencia de estos contactos y otra cuál es el fin o para qué se realizan estos contactos. Hay muchos tipos de comunicación con muchos fines diferentes: desde el contacto con antepasados para pedir favores, el contacto con familiares que nos dicen que se encuentran bien para consolarnos o el contacto con mensajeros de Dios, o ángeles o espíritus de luz que nos hablan en nombre de Dios.

Así, en todas las religiones se ha mantenido el contacto con el mundo espiritual y ese contacto ha servido de guía espiritual para la humanidad. En todas las religiones ha habido personas con estas facultades. Por ejemplo, Santa Juana de Arco, Santa Teresa de Jesús o Santa Bernadette Soubirous que vio a la Virgen María en Lourdes.

Aunque existan otros tipos de contactos con el plano espiritual, lo que más queremos resaltar es este tipo de contacto:

A lo largo de toda la historia de la humanidad, y también en el presente, Dios y el plano espiritual más elevado ha estado guiando a la humanidad en todo su camino. Uno de los modos en que guía a la humanidad es a través de la facultad humana de comunicación con el plano espiritual.

¿Cómo? Pues utilizando a las personas con esta facultad que, como los profetas, ponen su facultad a disposición de Dios. ¿Y cuál es la finalidad de ese contacto? Es para guiar a la humanidad hablándonos en nombre  de Dios y para ayudarnos en el camino hacia Él.

Esperamos que esta clase os haya resultado interesante. En la próxima clase veremos cómo desde el mundo espiritual se ponen en contacto con la humanidad para abrir una nueva etapa en su camino evolutivo a través de la doctrina espírita.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en curso de iniciación. Guarda el enlace permanente.

4 respuestas a El contacto de la humanidad con el mundo espiritual (II)

  1. Me agradan las explicaciones claras y sencillas de la página, necesarias a todo aquel que comienza la búsqueda. Felicidades or el esfuerzo

  2. Brenda dijo:

    Muchas gracias por esta lectura . Ha sido de sumo interés para mí y disipa las ideas erróneas sobre la comunicación entre vivos y desencarnados.

    • Muchas gracias por tu comentario, Brenda. Nos alegra que te haya gustado. Hemos intentado resaltar que lo más importante de la comunicación entre los dos planos es que sirva para nuestro crecimiento espiritual y para acercarnos a Dios. Un fuerte abrazo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s